Taxi en Madrid: los VTC se abren hueco

taxi madrid

El sector del taxi en Madrid, como en otras muchas ciudades, está en periodo de cambio. Al tradicional servicio público se suman ahora diferentes empresas que, como Taxileader, ofrecen un servicio de transfer desde o hacia el aeropuerto de Madrid, o bien cualquier otro trayecto por la ciudad. Así que en las próximas líneas te explico brevemente en qué consiste esta última opción: la de las famosas VTC.

El taxi privado, una opción cada vez más cómoda

El sistema VTC (Vehículo de Transporte con Conductor) ha saltado a los medios en los últimos tiempos por la competencia que está haciendo al taxi público. Pero en realidad es una solución ‘de toda la vida’. Lo único que ha ocurrido es que gracias a las nuevas tecnologías, el sistema de contratación se ha agilizado mucho, ofreciendo respuesta prácticamente en tiempo real: basta con rellenar el formulario online, cerrar los detalles de contratación (precio, lugar de recogida, etc.) y listo.

Eso es lo que ocurre precisamente con Taxileader, una compañía VTC que opera en otros muchos países y ciudades. Desde su formulario se debe seleccionar el punto de origen, el punto de llegada, la fecha, la hora y el número de pasajeros. Con esos datos, se muestra una oferta económica que, una vez aceptada, se puede pagar online. Tan sencillo como eso. Y 100% legal.

La principal diferencia con el taxi público es que los vehículos VTC no pueden recoger a pasajeros por la calle si previamente no han contratado el servicio. Y la otra es que los VTC no pueden hacer uso de las paradas reservadas para taxis públicos.

Os cuento esto porque está relacionado con el servicio de transfer desde el aeropuerto de Madrid: la recogida y la descarga de pasajeros debe realizarse en un punto de encuentro diferente, que normalmente coincide con el parking de vehículos de la terminal. Si utilizas Taxileader o cualquier otra opción VTC, te recomiendo entender bien este punto desde el principio.

Ventajas e inconvenientes de un trayecto con un VTC

Como todo en la vida, este servicio de taxi privado tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Entre las ventajas, están:

  • Los vehículos son de calidad y alta gama, normalmente Mercedes
  • El cliente no sufre demoras ni esperas a la llegada. Si bien en el aeropuerto de Madrid suele haber muchos taxis públicos, también hay muchos usuarios, lo que provoca que a veces haya colas para coger uno
  • El cliente no sufre demoras ni esperas en su transfer hacia el aeropuerto de Madrid, es decir, desde el centro hasta la terminal. Los clásicos servicios de ‘radiotaxi’ no pueden garantizar la disponibilidad de un vehículo con varios días vista. Y conseguir uno ‘a mano alzada’ puede ser complicado en determinadas zonas de la ciudad o a determinadas horas.
  • Conocer de antemano el precio permite organizar mejor la jornada, eliminando así el factor de incertidumbre de un taxi público, con el que no se puede saber el precio por adelantado (salvo en el trayecto del aeropuerto)
  • Precios muy competitivos, especialmente en trayectos normales por la ciudad

Y como inconveniente, se puede citar el ligero incremento en la tarifa aeroportuaria (de varios euros), que se explica probablemente por la imposibilidad de usar las paradas habilitadas para taxis públicos.

La guía de arte urbano que no te puedes perder este año en Madrid

Señal de tráfico

Aunque este blog es mi pequeño altavoz sobre Madrid, en realidad no quiero que sea solo mío: además de hablar de otros protagonistas de la ciudad, donde no descarto hacer entrevistas en el futuro, también me gustaría ceder esta tribuna a otras personas que tienen algo interesante que contar. Y el primer guestpost es una guía de arte urbano que nos trae Javier, de Cooltourspain, un proyecto que organiza street art tours en Madrid de miércoles a domingo a las 11.00 de la mañana. ¡Gracias a Javier por escribir las siguientes líneas y mucha suerte!

¿Cómo sobrevivir sin un guía de arte urbano en tu aventura turística por Madrid?

La primera vez que me adentré dentro del mundo del turismo allá por 2007, la cultura del graffiti no estaba tan popularizada como lo está ahora y no había un solo guía de arte urbano.  En la actualidad, cientos de ciudades se han sumado al carro del turismo sostenible: proyectos que cambian las naturalezas urbanas en museos al aire libre.

Por ello y pese a no haber olvidado mis orígenes os presento una colección con la que podáis disfrutar de los mejores murales, paste-ups y lugares relacionados con el arte contemporáneo en Madrid.

En el centro de la ciudad, por ejemplo, encontraremos en diferentes escenarios las obras de artistas como Por Favor, Ze Carrión o Dingo Perro Mudo. Estos son algunos de los sitios que no me perdería:

La Neomudejar, centro de artes de vanguardia

Me gustaría comenzar esta guía de arte urbano haciendo una recomendación muy personal, que muchos lugareños no conocerán. Pese a que esta reliquia esté situada a tan solo 5 minutos de la estación de Atocha Renfe, está fuera del circuito tradicional y descubriréis en ella una joya museística.

Se trata de La Neomudejar, un antiguo taller ferroviario donde se forjó durante el siglo XIX la historia del MZA, la primera línea ferroviaria española que unió las ciudades de Madrid, Zaragoza y Alicante.

Street art in Madrid city
Gerbos art, La Neomudejar

Escogí este lugar por las exhibiciones temporales que se llevan a cabo aquí y por los artistas relacionados con el visual art y el Street art. Las últimas instalaciones que he podido ver han sido las de Carmen Ragó, Mauro Valenti, Julia Juániz, Oscar Valero e Isabel Perez de Zúñiga. Respecto al Street art, están Jimena Aragonés, Emilio Cerezo, Rubicon1 o Por Favor.

Street art en La Tabacalera de Lavapiés

Una vez terminada la visita de 40 minutos por el museo de arte moderno y no comercial de la ciudad, llamado La Neomudejar, nos dirigimos hacia Atocha. No iremos a La Tabacalera por la ruta más corta, si no pasando por la Calle Argumosa y Calle Miguel Servet. En nuestro recorrido podremos observar algunas de las obras de CALLE Lavapiés, un festival que puedes visitar sin la presencia de un guía de arte urbano.

Urban art
Okudart, en la calle Embajadores

Según nos aproximemos a la Glorieta de Embajadores, podremos observar los muros de este edificio que ocupa unos 36.000 metros cuadrados. Un total de 24 artistas escogidos por el colectivo madrileño MSAP decoraron el exterior del centro el pasado año 2016. Alice Pasquini, Digo Di3go, Nuria Toll u Okudart fueron algunos de los artistas nacionales e internacionales que participaron.

Aún estáis a tiempo de verlos, ya que volverán a cambiar de nuevo este mes de junio. Si os queréis dar un paseo por este lugar lleno de historia, deberéis de saber que fue un centro de trabajo para las más de 2.000 mujeres que allí trabajaron en las labores de cortado, picado y enrollado de tabaco. Era una antigua fábrica de tabacos. Actualmente, parte del interior de La Tabacalera se utiliza como espacio autogestionado en el que puedes aprender a arreglar tu bici, crearte un long board o hacer una estación de radio.

De camino a ‘El Campo de cebada’

Para llegar a este lugar debemos de subir por la Calle Embajadores hasta la Plaza de Cascorro, y continuar hasta La Latina. También podríamos desviarnos para visitar el ‘solar reina’ situado en la Calle Valencia y donde tampoco es necesario un guía de arte urbano para ver a Curruncho, Mufasa o Rbn_Knst.

A la altura del número 33 de la Calle Embajadores veremos una pieza intervenida por Okudart, uno de los artistas españoles con más repercusión mundial. En frente de su obra plagada de simbolismos geométricos y coloridos, nos encontraremos con el banco expropiado “La Canica”. Se trata de un centro autogestionado donde la gente realiza el típico trueque de servicios al estilo: “tú me ayudas con esto, y yo te ayudo con otra cosa que sepa hacer”.

Los madrileños, cansados de tanta vergüenza financiera y política escribieron el slogan “Quien roba a un ladrón”. ¡Es una alegría poder encontrarse un sitio con tanto espíritu comunitario y colectivo como éste! Más arriba veremos a la altura del número 19 una fachada entera diseñada por El Rey de la Ruina. Observaremos una representación de más de 400 metros cuadrados en el que se eleva la figura femenina en la sociedad. Toni Arribas incluye la frase de la política, filósofa y escritora Rosa de Luxemburgo “socialmente iguales, totalmente libres y humanamente diferentes”. En él se enfatizan los valores de la amistad, el esfuerzo y el trabajo a través de un corazón, y la ruptura con la sociedad patriarcal a través de una espada quebrada.

Guía de arte urbano en Madrid
Street art Madrid. Toni Arribas

Al llegar a la Plaza de La Latina, la siguiente a Cascorro, nos toparemos con El Campo de Cebada, un solar de unos 16.000 metros cuadrados de gestión y uso público. Javier, miembro de la asamblea nos explica a través de email como se creó este espacio para el que tampoco se necesita un guía de arte urbano. Se trata de un antiguo deportivo municipal que fue derribado y con el que se llegó a especular con la creación de un centro comercial. A día de hoy se organizan diferentes actividades como un huerto urbano, deporte, mercados de artesanía y muros de Street art.

En él han participado artistas como Joan Aguiló, L’Atlas o Ampparito. No os lo perdáis ya que el ayuntamiento de Madrid se ha comprometido con la reconstrucción del centro y dentro de poco comenzarán las obras que volverán a dotar de un polideportivo municipal a la zona centro de Madrid. ¡Ya era hora!

Si aún te has quedado con ganas de conocer más y mejor, ponte en contacto con Cooltourspain, especialistas en el graffiti madrileño, para participar en sus Street art tour in Madrid de miércoles a domingo a las 11.00 de la mañana.

Viaje a Toledo desde Madrid: ¿tren o autobús? Te lo explico

viaje a toledo desde madrid tren autobus

Es sin duda una de las preguntas que más me hacen: “¿Vale la pena hacer un viaje a Toledo desde Madrid?” Y a renglón seguido: “¿Cuál es la opción que más conviene?”. Normalmente me las formulan grupos extranjeros, que quieren aprovechar su visita a Madrid para acercarse a visitar la capital castellano-manchega. Y mis respuestas son las siguientes: “Sí, vale la pena, ¡por supuesto!” y “Depende del número de personas, compensará un medio de transporte u otro”. En este artículo te cuento las diferentes opciones que hay y por qué recomiendo una u otra. Veámoslo.

Viaje a Toledo desde Madrid: ¿qué opciones hay?

Lógicamente, se puede ir por carretera, ya sea en vehículo propio o de alquiler. Desde la Puerta del Sol son poco más de 70 kilómetros, así que en una horita te plantas en esta hermosa ciudad. Por tanto, para grupos de hasta 5 personas, esta opción es bastante recomendable, por tiempo y seguramente por ahorro, aunque no voy a entrar a detallar precios de coches de alquiler. Quizás en otro post, pero este artículo trata de las opciones de transporte colectivo, para quienes no deseen ponerse al volante de un coche.

Por tanto, nos quedan dos grandes opciones para un viaje a Toledo desde Madrid: el tren y el autobús.

Tren a Toledo: AVE desde Atocha

Desde hace unos años, funciona desde la estación de Madrid Puerta de Atocha el tren a Toledo en alta velocidad. Y muy bien, por cierto, en mi opinión. Estos son los principales datos que te interesarán:

  • Duración del trayecto: unos 35 minutos
  • Precio por persona (ida y vuelta): 21€ aproximadamente
  • Frecuencia de salidas y regresos: cada media hora a primera hora de la mañana y cada hora (aproximadamente) el resto del día
  • Más información: web oficial de Renfe
  • Formas de llegar a la estación: línea 1 de Metro, parada Atocha Renfe. Trenes de Cercanías. Líneas de autobús urbano: 47, 55, 19, 85, 10, 24, 57, 102 y Circular
  • Mi recomendación: aconsejable para parejas o familias pequeñas y que puedan comprar los billetes online por adelantado, pues a menudo se agotan, sobre todo los fines de semana.

Autobús a Toledo: transporte público, desde Plaza Elíptica

Es la línea de transporte público, es decir, la regular. La que usan los toledanos cuando vienen a trabajar a Madrid en transporte colectivo. O aquellos que hacen un viaje a Toledo desde Madrid en un mismo día. Datos de interés:

  • Duración del trayecto: 1 hora y 25 minutos. 50 minutos cuando el servicio es directo (no todos).
  • Precio por persona (ida y vuelta): 10€ aproximadamente
  • Frecuencia de salidas: cada hora o cada media hora
  • Más información: tabla de horarios facilitada por el Ayuntamiento de Toledo
  • Formas de llegar a la estación: líneas 6 y 11 de Metro, parada Plaza Elíptica. Líneas de autobús urbano: 47, 55, 60, 81, 116, 155, 247.
  • Mi recomendación: para mochileros o para grupos pequeños que dominen el español y sepan manejarse bien, pues a veces hay cambios de hora, de andén, etc. Y el dominio de idiomas en esta estación es bastante limitado: español, un poquito de inglés y poco más.

Autobús a Toledo: privado y concertado con la empresa

En mi opinión, es la mejor opción para grupos medianos y grandes, como explicaré más adelante. Estos son sus datos resumidos:

  • Duración del trayecto: 50 minutos
  • Precio total del servicio (5 horas): 230€ aproximadamente
  • Horario de salida y regreso: a convenir con la empresa
  • Lugar de encuentro: donde el grupo quiera

Autobús turístico y organizado desde Madrid

En mi opinión, es la opción menos interesante para hacer un viaje a Toledo desde Madrid, pero puede ser una opción válida para determinados turistas, así que no me olvido de ella:

  • Duración del trayecto: 50 minutos
  • Precio: desde 22,50€, en función de la compañía
  • Frecuencia: dos o tres al día, depende de la empresa
  • Lugar de encuentro: puntos céntricos de la ciudad, dependiendo de la empresa
  • Empresas que realizan el servicio: Juliá Travel (ver en TripAdvisor), BusVision (Ver en TripAdvisor)
  • Mi recomendación: para parejas o pequeños grupos sin demasiadas pretensiones culturales y que no les importe compartir excursión con otros turistas. Incluyen guía, aunque no en todos los idiomas.

Por qué el autobús privado a Toledo es la mejor opción para grupos medianos y grandes

En mi opinión, lo es por varias razones.

  • Por precio: si el grupo es de 11 personas, ya supone el mismo precio que el tren de alta velocidad (21€ aproximadamente). Y si el grupo es de 20 personas, ya cuesta prácticamente lo mismo que la opción más barata: el autobús público. Cuantas más personas en el grupo (hasta un límite de 55 pasajeros), más barato saldrá por persona, lógicamente.
  • Por ahorro de tiempo: la opción más rápida, según hemos visto, es el tren. Pero no es así exactamente, pues tiene  truco. Si contamos el desplazamiento hasta la estación, el tiempo total del trayecto aumenta. Lo mismo ocurre con el autobús público de Plaza Elíptica. Así que esta sería la duración corregida, calculada hasta la Puerta de la Bisagra de Toledo (puerta de entrada al casco antiguo):
    • Tren: 20 minutos de transporte (de media, desde Sol) hasta la entrada a los andenes de Atocha + unos minutos del control de seguridad + 15 minutos a pie hasta la Puerta de la Bisagra (Toledo). Total: 1 hora y 15 minutos
    • Autobús: 25 minutos de transporte (desde Sol hasta Plaza Elíptica) + 10 minutos a pie hasta la Puerta de la Bisagra (Toledo). Total: 1 hora y 25 minutos (directo) o 1 hora y 50 minutos (con paradas intermedias)
  • Por calidad de la experiencia: me explico. Un autobús privado os da la posibilidad de disfrutar, nada más llegar, de uno de los grandes atractivos de Toledo: sus vistas panorámicas desde la carretera de circunvalación. Es la panorámica que ves en la fotografía de este post. En cambio, ni el autobús público ni el tren llegan hasta esa posición, que se encuentra al otro lado del río Tajo. Tendríais que tomar un taxi u otro autobús urbano para llegar hasta ahí. No quiero hacer más lioso este artículo, pero podéis imaginar que el gasto de dinero y de tiempo aumenta en esos casos. Las empresas de autobuses privados os llevan directamente a esas vistas panorámicas y luego os suelen dejar en el Puente de San Martín, muy cerca de San Juan de los Reyes y otros monumentos toledanos.
  • Por comodidad: el autobús os recogería en el hotel o en el lugar que queráis. Y lo mismo a la vuelta: en el hotel u otro punto de la ciudad. De hecho, una opción que hacen algunos de mis grupos es volver en torno a las 19 horas. Como la carretera de Toledo llega justo a Atocha, es perfecto para quienes desean visitar el Reina Sofía (gratis desde las 19.00 hasta las 21.00 horas, salvo martes cerrado y domingos de 13.30 hasta 19.00 horas), pues está justo en frente de la estación de Atocha.

Lo único que no entra en esta opción de autobús privado a Toledo es el servicio de guía, pero la ciudad cuenta con buenos profesionales locales.

En cualquier caso, si quieres que te eche una mano con algo o quieres preguntarme alguna duda más concreta relacionada con vuestro viaje a Toledo desde Madrid, puedes ponerte en contacto conmigo. Te ayudaré encantado (si puedo, claro). Y si quieres visitar Madrid con un guía… ¡con más razón!

photo credit: Teseum River Hug via photopin (license)

Alternativas a la Línea de Metro del Aeropuerto de Madrid

Linea de Metro del Aeropuerto de Madrid

Hoy cierra la Línea 8 del Metro de Madrid. Y lo hace durante 83 días, hasta el 18 de abril de 2017. No pretendo que mi blog sea un Diario de Avisos sobre las incidencias del Metro. Si deseas información puntual sobre ello, te recomiendo que sigas a Metro de Madrid en Twitter. Sin embargo, me parecía interesante hacer una mención a ello en este espacio porque la Línea 8 es una de las más importantes para los turistas: es la línea de Metro del Aeropuerto de Madrid Barajas Adolfo Suárez. A nivel local es fácil enterarse de esta medida. Pero los viajeros que proceden de otros países no siempre reciben esta información a tiempo: descubren el cierre al aterrizar, con la consiguiente confusión y molestias.

Por tanto, si eres turista y vas a visitar Madrid en este periodo, te interesará conocer las alternativas de transporte a esta línea de Metro del Aeropuerto de Madrid Barajas. Toma nota de las opciones temporales que da Metro de Madrid y de las otras formas de llegar al centro desde el aeropuerto: autobús exprés, taxi, tren, autobús urbano y autobús privado.

Alternativas temporales al cierre de la Línea 8 del Metro de Madrid

Tienes los servicios especiales proporcionados por el Metro de Madrid. Es decir, autobuses sin coste adicional que cubren esa ruta en superficie. Sinceramente, no lo recomiendo para turistas. Es un poco lioso y no cubren el recorrido de la línea al completo. En cualquier caso, son estos:

  • SE 2: recorrido entre Mar de Cristal y Aeropuerto T2
  • SE 3: recorrido entre Colombia y Pinar del Rey
  • SE 4: recorrido entre Mar de Cristal y Aeropuerto T4

Otras formas de llegar al centro desde el aeropuerto

Las alternativas que realmente te serán útiles para llegar al centro son las otras de siempre. Las que están disponibles todos los días del año. Son: autobús exprés, taxi, tren, servicio privado y autobús urbano. Vamos con ellas:

Taxi

Están siempre en la puerta de llegadas de todas las terminales. Llegan a cualquier parte del centro de Madrid en 15-20 minutos, salvo que haya atasco por alguna razón (en horas punta, suele pasar, por desgracia). Tienen precio fijo. 30€ desde el Aeropuerto de Madrid Barajas hasta cualquier punto del centro. Es decir, al interior de la autopista M-30. Un inconveniente es que la mayoría de los que están disponibles son solo de 4 plazas (5 plazas, incluido el conductor). Algunos pueden llevar hasta 6 pasajeros (7 plazas, contando el conductor), pero son pocos.

Autobús Exprés

Se toma en todas las terminales y te deja en varios puntos del centro: calle O’Donnell, Plaza de Cibeles y Estación de Atocha. Cuesta 5€ por persona. Pasan cada 15 o 20 minutos y te deja en el centro en una media hora. Funciona las 24 horas del día. Su desventaja es que sus paradas son limitadas. Es decir, si tu hotel no está cerca de O’Donnell, Cibeles o Atocha, seguramente tengas que tomar otro medio de transporte más (Metro, autobús, taxi…). Link a la web oficial.

Tren de Cercanías

Renfe va a reforzar el servicio de tren entre la Terminal 4 y el centro de Madrid (Sol). Normalmente pasa un tren cada 30 minutos. Por tanto, esa frecuencia debería ser algo menor en este periodo. Su precio es 2,60€, solo ida. ¿Inconveniente? Solo funciona en la Terminal 4, así que no es una solución práctica para quienes embarcan o aterrizan en las otras terminales, a pesar de que hay autobuses de tránsito entre ellas. Link a la web oficial.

Autobús urbano

Hay algunas líneas de autobús de la EMT (servicio municipal), que conectan el aeropuerto con algunos barrios de Madrid, principalmente los que están más cerca del aeropuerto. Son la 101 (barrio de Canillejas) y la 200 (Avenida de América). Es un servicio más económico, que cuesta el precio de un billete normal: 1,50€. Pero solo te servirá si tu hotel está en las cercanías de Canillejas o Avenida de América. Y no son zonas precisamente demasiado céntricas.

Servicios privados

Más allá de estas opciones, tienes otra alternativa al cierre de la Línea 8 del Metro de Madrid: el transporte privado.

  • Empresas de autobuses privados: algunas tienen servicio de taxi privado o Minivan (para 8 pasajeros + el conductor, que lo aportan ellos). El precio de una carrera entre el aeropuerto y el centro puede rondar los 60€. Es decir, cuesta lo mismo que dos taxis, con la ventaja de que todo el grupo va unido, con las maletas en el mismo espacio.
  • Servicios a través de aplicaciones móviles: Uber y Cabify. Sinceramente, no los conozco, porque no los he usado nunca. Debería, lo sé, pero nunca me ha surgido…

¿Por qué cierra la Línea de Metro del Aeropuerto de Madrid Barajas?

El motivo del cierre de la Línea de Metro del Aeropuerto de Madrid Barajas Adolfo Suárez es, lógicamente, la realización de trabajos técnicos: reparación de plataforma de vía y del canal de drenaje, cambio de tacos de vía elásticos, etc.

Las obras nunca llegan en buen momento, es verdad. En este caso, se ha buscado el periodo que causara menor impacto. Es decir, justo después de la celebración FITUR, una de las mayores ferias de turismo del mundo, en el recinto ferial de Madrid, y durante unos meses que no son los más fuertes para el turismo de Madrid: febrero y marzo. Pero la fecha de apertura, el 18 de abril, se me antoja un poco tardía, pues la semana de antes será Semana Santa, una fecha que sí genera mucho movimiento de viajeros. En fin, supongo que los plazos técnicos mandan…

Espero que esta información te sea útil y que puedas disfrutar de Madrid a pesar del cierre de la Línea de Metro del Aeropuerto de Madrid Barajas.

Y si tienes alguna duda o te puedo echar una mano, puedes ponerte en contacto conmigo. ¡Buen viaje!

photo credit: Ronaldc5 Madrid metro via photopin (license)

Cómo comprar un abono turístico para el transporte de Madrid

Una de las preguntas que más me hacen los grupos que me piden información antes del viaje es cómo comprar un abono turístico de transporte de Madrid en Internet, lo que en inglés se conoce como Madrid Tourist Travel Pass.

Como cuento en el vídeo de mi canal de YouTube, que podéis ver más abajo, este abono también se puede adquirir en las máquinas automáticas del Metro. Pero si sois un grupo grande, os recomiendo comprarlo desde vuestra casa, puesto que a menudo estas máquinas solo procesan las compras de una en una. Si lo compráis online, lo único que tenéis que hacer es retirar el abono turístico las oficinas del aeropuerto Madrid-Barajas (Terminal 2 ó Terminal 4), o bien en la estación de tren de Atocha o incluso en la oficina situada en la Calle Mayor 42. Tanto el aeropuerto como la estación de Atocha son las principales ‘puertas de entrada’ a la ciudad, por lo que es muy probable que paséis por allí.

Precios y zonas de este abono turístico de transporte de Madrid

Si compráis el Madrid Tourist Travel Pass por Internet, normalmente no tendréis ningún descuento sobre el precio original, pero tampoco pagaréis de más. Es decir, los precios son los mismos que en cualquier oficina o estación de Metro. Y las condiciones de uso son también iguales: podéis usar este abono en el transporte público (Metro, autobús, tren y Metro Ligero) todas las veces que queráis. Estos abonos son de 1, 2, 3, 5 y 7 días. Lo único que no podéis usar es el autobús Express del aeropuerto (el amarillo), ni tampoco el autobús turístico de Madrid (el de dos plantas)

Las zonas que engloba este abono son dos:

  • Zona A: para la ciudad de Madrid, incluido el aeropuerto.
  • Zona T: para toda la Comunidad de Madrid, incluidas las ciudades vecinas de Toledo y Guadalajara.

Además de esto, existe otro billete que quizás os conviene más, especialmente si no vais a coger el transporte público demasiadas veces. Se llama Metrobus y es un billete de 10 viajes, válido para Metro y autobús. Cuesta 12,20€, pero con él no se puede acceder ni al tren ni al aeropuerto, sino que habría que pagar suplemento. Lo bueno es que se puede compartir entre varias personas.

Así que te recomiendo que hagas tus cálculos y veas qué es lo que más te conviene. Y si de paso quieres unirte a alguna de mis visitas turísticas por Madrid… ¡encantado!

_______________________




_______________________

El madrileño más universal es… ¡el Ratoncito Pérez! Y aquí está su casa

Todos hemos sido niños alguna vez, y a todos se nos han caído los dientes de leche. Y por la noche, tras dejar la pieza bajo la almohada, siempre llegaba un personaje mágico que nos lo cambiaba por una moneda o por un regalo. ¿Quién realiza tan simpático trabajo en tu ciudad o país? ¿The Tooth Fairy? ¿Il Topino? En España y en la mayoría de los países de Latinoamérica tenemos al Ratoncito Pérez, que de hecho es madrileño. Muchas de mis rutas turísticas por Madrid pasan precisamente por la puerta de su casa. Aquí te la presento.

Se encuentra en el número 8 de la calle Arenal, una de las calles peatonales que salen de la Puerta del Sol. Los detalles de su casa y su vida los conocemos gracias al escritor Luis Coloma, que publicó su historia en el libro El Ratón Pérez hacia 1894, aunque anteriormente ya le había mencionado Benito Pérez Galdós en su novela La de Bringas. En cualquier caso, cuenta Coloma que justo en este número se encontraba la Pastelería Prast, de gran prestigio en aquella época. De hecho, su dueño Carlos Prast era proveedor oficial del Palacio Real, muy cercano a este lugar y que por entonces aún era el lugar de residencia de los reyes. Además, Carlos era tan popular en la ciudad que llegó a ser alcalde de Madrid durante un tiempo.

Carlos hacía la vista gorda con los Pérez y, como sabía que el Ratoncito tenía poderes mágicos, permitía que este y sus familiares vivieran en el sótano de la pastelería, dentro de una caja de galletas de la marca Huntley&Palmers. De noche, nuestro ratón se hacía sus rutas por Madrid y por España, no precisamente turísticas, sino para cumplir estos encargos especiales: por las tuberías subterráneas llegaba a todas las casas y cambiaba el diente que el niño dejaba bajo la almohada por una moneda o por un regalo. Una de sus casas favoritas era por supuesto el Palacio Real, donde visitaba al Rey Buby, nombre con el que la reina Maria Cristina llamaba cariñosamente a su hijo, el Príncipe Alfonso.

El Ratoncito Pérez en Madrid: un encargo real

La fábula del Ratoncito Pérez la escribió Luis Coloma precisamente por encargo real, pues este jesuita también era consejero oficial de la Corona: la entonces Reina Regente María Cristina, al ver que su joven hijo Alfonso estaba pasando un mal trago para que se le cayera el primer diente, le pidió a Coloma que escribiera un pequeño cuento para poder tranquilizarle. Los protagonistas de este relato son, por supuesto, el Ratón Pérez y el rey Buby. Al final, la historia trascendió más allá de los muros del Palacio Real y se ha quedado como una entrañable tradición familiar.

raton perez

En el libro del padre Coloma se realiza una profusa descripción del Ratoncito Pérez, en el que se dice que tenía “sombrero de paja, lentes doradas y cartera de cuero rojo terciada”, donde guardaba los dientes y los regalos. En la primera planta de la galería comercial que ocupa actualmente el número 8 de la calle Arenal hay una pequeña casa museo donde se exponen numerosos cuadros del personaje y de sus ‘parientes’ internacionales, así como una maqueta de la casa donde vivía Pérez y su familia. Además, dentro de una vitrina, se muestra el supuesto diente que se le extrajo al rey Buby. En la web del museo podrás consultar los horarios y el precio (la entrada incluye una visita guiada).

Por supuesto, en la visita no podremos ver al ‘verdadero’ Ratoncito Pérez, pues siempre duerme durante el día para estar descansado durante la noche, que es cuando lleva a cabo su titánico trabajo. ¡Pero seguro que adultos y niños disfrutaréis de una curiosa experiencia en pleno centro de Madrid!

_______________________




_______________________

Línea Zero, o cómo convertir el Metro de Madrid en una galería de arte

Subidas del precio del billete y reducción de frecuencia aparte, lo cierto es que el Metro de Madrid es bastante dinámico. No hay más que ver iniciativas culturales y de ocio que se promueven en sus instalaciones, como es el caso de Cumbre Flamenca que hace unos años se sumó a la oferta de flamenco en Madrid, aunque ya ha dejado de celebrarse. Otro ejemplo es el fantástico Andén 0, la estación-museo de Chamartín en plena línea 1 y que, además de representar un viaje al pasado, es un espacio muy didáctico.

En este artículo, en cambio, quería hacer mención a una iniciativa muy interesante, aunque parece que en los últimos meses ha perdido algo de fuelle: es Línea Zero, un proyecto de Street Art en Madrid que tiene como plataforma inmejorable las estaciones de Metro. Bajo este paraguas se emprendieron diferentes acciones artísticas por creadores urbanos, unas permanentes y otras efímeras.

Estación de Paco de Lucía, un homenaje al genio flamenco

Mural de la estación de Paco de Lucia, linea 9 de Metro Madrid
Foto de migue_lezl https://flic.kr/p/txiWg8

La única obra de este proyecto que permanece hasta ahora es el fantástico mural de Paco de Lucía en la estación homónima de la Línea 9. A cargo de Okuda y Rosh333, esta obra es un colorido retrato del genial guitarrista de flamenco, que aquí queda inmortalizado para las próximas generaciones.

De 300 metros cuadrados, su nombre que es todo un guiño a su gran obra: ‘Entre dos universos’ es el título de la obra, que recuerda a ‘Entre dos aguas’, su gran éxito mundial. Un gran mural, auspiciado también por Madrid Street Art Project, que es fotografiado a menudo y que se suma a otras grandes creaciones en el suburbano madrileño, como el de Luis Gordillo en la estación de Alsacia (Línea 9).

Actuaciones efímeras, una buena plataforma de lanzamiento

Dentro del proyecto Línea Zero también se viene produciendo otras actuaciones de carácter efímero. Una vez desmontadas no queda nada de las obras, salvo las fotografías que se puedan recopilar en Internet.

No obstante, para los creadores sí es una buena plataforma de lanzamiento en la que darse a conocer. Es el caso de La Galería de Magdalena, una curiosa iniciativa que aprovecha espacios infravalorados para situar creaciones artísticas efímeras que se regalan a los viandantes. Embajadores, Legazpi o Villaverde han sido algunas de las estaciones que han prestado sus paredes a esta original idea, que también regaló alegría a quienes la presenciaron.

Muy espectacular e impactante fue la llevada a cabo por La banda del rotu en la estación de Moncloa (Astronaut, Curruncho, Muphasa, RBN y Sabek), que armados con su ‘rotu’ llenaron por completo las paredes de esta estación de las líneas 3 y 6, creando un horror vacui impresionante y de verdadero estilo urbano. La lástima es que solo duró unos meses, aunque estoy seguro de que si se hubiera mantenido de manera permanente, con el tiempo se habría convertido en un lugar digno de visitarse, incluso por turistas y amantes del arte, aunque no necesitaran tomar este medio de transporte.

Ricardo Domínguez es periodista y guía turístico de Madrid.

_______________________




_______________________

Repostería de Madrid: los 5 pasteles típicos de la ciudad

Siempre digo en mis visitas turísticas por Madrid que la repostería de la ciudad es como su arquitectura tradicional: muy humilde. Estos cinco pasteles, típicos de Madrid (y en algunos casos también de otras regiones, es verdad), lo demuestran a las claras. Sugerencias sencillas y económicas que, aunque no son demasiado elaboradas, son auténticas y genuinas. Sin duda, bien pueden ser cinco razones para visitar la ciudad.

  1. Las rosquillas de San Isidro: se puede decir que son los dulces más ‘madrileños’. Cuando se acerca el día de San Isidro, especialmente desde principios de mayo hasta el día del santo (15 de mayo), los escaparates de las pastelerías de la ciudad se van llenando con estos cuatro tipos de rosquillas, con la misma base (harina, azúcar, huevos, limón, anís y aceite de oliva) pero con acabados distintos:
    • Las listas: bañadas con una crema a base de azúcar, zumo de limón y huevo batido).
    • Las tontas: no tienen nada extra. Por no tener, no tienen ni el agujero del centro. De ahí su nombre.
    • Las de Santa Clara: recubiertas de merengue.
    • Las francesas: con trozos de almendra por encima.

rosqullas-dulce-tipico-madrid

  1. Los churros y las porras: aunque no son exclusivos de Madrid, son probablemente los más populares. Su elaboración es realmente sencilla, pues están hechos a base de agua, azúcar, sal y harina, todo ello frito en aceite de oliva. A las porras se les añade bicarbonato de sodio, por eso se hinchan y son más esponjosas, a diferencia del churro, que es más fino y crujiente. Ambas se suelen bañar en una taza de chocolate. Varios son los establecimientos típicos que se pueden conocer en una ruta turística por el centro de Madrid. Por ejemplo, San Ginés y Maestro Churrero.

churros-porras-pasteles-madrid

  1. Las torrijas: son otro dulce típico en muchas regiones de España, entre ellas Madrid, y representa otro ejemplo de la ‘humildad’ de la repostería tradicional. Las torrijas se hacen con rebanadas de pan duro, que se mojan en leche y en huevo batido, posteriormente se fríen en aceite de oliva bien caliente y al sacarlas se introducen en una bandeja con leche o vino. Se puede añadir canela o azúcar por encima. Normalmente se toman en Semana Santa, aunque algunos establecimientos (pocos) las ofrecen todo el año, como la Casa de las Torrijas.

torrijas-ducle-tipico-madrid

  1. Los barquillos: explicado gráficamente para que se entienda, los barquillos en realidad son como la galleta en forma de cono que llevan los helados de cucurucho. Pero en Madrid se elaboran con formas muy variadas y se comen sin el helado. Fueron muy populares en la posguerra, de hecho surgió un oficio propio: el barquillero, que no solo elaboraba los barquillos sino que los vendía por la calle, a menudo a través de un juego de apuestas: una especie de ruleta rusa artesanal en la que se apostaba a un número, arriesgándose a comer gratis el dulce o bien pagarlo al doble. En realidad, las reglas dependían más bien del barquillero, que aún hoy se dejan ver por el centro, aunque por desgracia cada vez menos. Vestido de chulapo pregonaba a los cuatro vientos el género:

¡Al rico barquillo de canela para el nene y la nena,
son de coco y valen poco,
son de menta y alimentan,
de vainilla ¡qué maravilla!,
y de limón, qué ricos, qué ricos, qué ricos que son!

barquillos-tipicos-san-isidro

  1. Las coronas de la Almudena: se trata de un pastel que se come solo en Madrid, puesto que la Almudena es la patrona de la ciudad, aunque es un dulce muy reciente. En realidad, en 1978 se organizó un concurso entre los pasteleros madrileños para ‘alumbrar’ un nuevo pastel que se sumase a la oferta de la ciudad, pero haciendo un guiño a la Virgen. Es muy parecido a un roscón de reyes, con base de harina, huevos, leche y azúcar, y con un relleno, a menudo de crema. Pero son algo más pequeñas y no llevan ningún tipo de alcohol ni ‘sorpresas’, a diferencia del roscón. Se comen el día de la Almudena, el 9 de noviembre.

corona-de-la-almudena-pastel-tipico-madrid

Texto escrito por Ricardo Domínguez, periodista y guía turístico de Madrid.

Fotos:

Laurocio (Own work) [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

Porras via photopin (license)

Tamorlan (Own work) [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Viviendo Madrid from Madrid, España [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons

_______________________




_______________________

Abono turístico de Madrid: ¿conviene para el transporte? Un análisis

Cuando entro en contacto con grupos de turistas que están preparando su visita a Madrid, una duda que surge habitualmente es: ¿Realmente conviene sacarse un abono turístico de Madrid para varios días o es mejor comprar billetes individuales cada vez que se toma el autobús, el metro o el tren? En este artículo encontrarás una breve explicación de las diferentes opciones que hay y un análisis comparativo de precios. Después de ello, podrás realizar tus propios cálculos en función de tu programa de viaje.

Abono turístico de Madrid

El abono turístico de Madrid es flexible y se adapta a los días, la distancia y la edad de quienes estén de viaje en Madrid. Se puede comprar en las máquinas expendedoras de las estaciones o a través de Internet. Esta es la tabla de precios (septiembre de 2015):

Zona A (incluye la ciudad de Madrid y el aeropuerto)

Precio para adultos (12 años de edad o más)

  • 1 día: 8,40€
  • 2 días: 14,20€
  • 3 días: 18,40€
  • 5 días: 26,80€
  • 7 días: 35,40€

El precio para niños (hasta 11 años) tiene siempre un 50% de descuento.

Zona T (incluye la Comunidad de Madrid, el aeropuerto y el autobús para Toledo y Guadalajara)

Precio para adultos (12 años de edad o más)

  • 1 día: 17,00€
  • 2 días: 28,40€
  • 3 días: 35,40€
  • 5 días: 50,80€
  • 7 días: 70,80€

El precio para niños (hasta 11 años) tiene también un 50% de descuento.

A modo orientativo, este es un vídeo en el que explico cómo comprar un abono turístico de Madrid.

Billete individual de transporte

El Metro, que es sin duda el medio de transporte que más usan los madrileños y los turistas, tiene un precio de 1,50€ para trayectos cortos. Si son más de 5 estaciones de recorrido, se suman 0,10€ al billete, hasta 2,00€, que es el precio máximo del billete individual. El acceso o la llegada desde el aeropuerto tiene un suplemento de 3,00€. El billete combinado con el Metro Ligero (sistema de tranvía en la periferia) tiene un precio de 3,00€.

En el caso del autobús, el precio del billete individual es 1,50€. Sin posibilidad de trasbordo entre líneas (en cada autobús se saca un billete diferente). La única posibilidad de hacer trasbordos entre autobuses es sacar un billete especial de 10 viajes (ver más abajo).

En el caso del Cercanías Renfe (trenes locales que no son de alta velocidad), el precio varía según la distancia. El mínimo es 1,70€ y el máximo 8,70€. Los niños menores de 6 años pueden viajar gratis (máximo dos por adulto). La Tarjeta Dorada anual para pensionistas da un 40% de descuento. Las familias numerosas también tienen rebajas.

Metrobús o billetes de 10 viajes

Con el nombre de Metrobús se conoce en Madrid al billete de 10 viajes. Es válido para autobús, Metro y Metro Ligero. Es decir, no incluye el servicio de trenes Cercanías Renfe. No son nominales y se pueden compartir entre varias personas. Estos son sus precios:

  • Metrobús normal: 12,20€. Sin posibilidad de trasbordo en autobuses
  • Metrobús especial: 18,30€. Válido para trasbordos. El tiempo para hacer el trasbordo es 60 minutos. De lo contrario, contará como un nuevo viaje.

Para los trenes de Cercanías Renfe hay que sacar un billete de 10 viajes llamado Bonotren, con validez para un mes y con precios que varían según la distancia o zonas a atravesar. Sus precios oscilan entre 10,00€ y 38,45€.

¿Qué es lo que más conviene?

Después de esta sopa de cifras para viajar por Madrid, la pregunta es obligada: ¿Qué es lo que más conviene: un abono turístico de Madrid, Metrobús o billetes individuales? Mi respuesta es la siguiente: si en tu visita a Madrid vas a usar el transporte público de forma intensiva, te merece la pena el abono turístico. Si no, es mejor usar billetes de 10 viajes. Este es el cálculo en el que me baso:

  • Cada uno de los 10 viajes de Metrobús tiene un precio de 1,22€.
  • Si compras un abono turístico de un día (8,40€), debes hacer al menos siete viajes de la Zona A para rentabilizarlo. De lo contrario, sale más rentable usar el Metrobús. Por ejemplo: 6 viajes de Metrobús son 7,32€.
  • En el caso del abono de dos días (14,20€), hay que hacer al menos 12 viajes para rentabilizarlo: 1,22€ x 11 viajes = 13,42€.
  • Con el abono de tres días (18,40€), al menos 16 viajes: 1,22€ x 15 viajes = 18,30€.

Para cálculos superiores, hay que seguir la misma lógica. Y además, teniendo en cuenta que los Metrobuses de 10 viajes se pueden compartir, el ahorro es mayor. Todo depende de tu ubicación y tu programa.

Si estás preparando un viaje a Madrid y quieres realizar una visita turística, ponte en contacto conmigo. Soy periodista y guía turístico de Madrid. ¡Echa un vistazo a mis vídeos de YouTube y haremos un programa a vuestra medida!

_______________________




_______________________

Ruta por los Pueblos Negros de Guadalajara. De Campillo de Ranas a Majaelrayo

Los Pueblos Negros o la Arquitectura Negra es una de las escapadas más recomendables en la zona central de la Península Ibérica, sobre todo para los que quieren hacer una visita turística cerca de Madrid o un paseo de senderismo poco exigente y a dos pasos de la capital.

Este grupo de pueblos, situados en ambas vertientes del Pico del Ocejón (2.058 metros), son toda una sorpresa por lo peculiar de su arquitectura, que toma casi exclusivamente la pizarra como material constructivo, de ahí su color negro tan característico. Está en vías de ser nombrado Patrimonio de la Unesco y forma parte del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, donde también destaca el Pico del Lobo-Cebollera y el Hayedo de Tejera Negra.

FICHA TÉCNICA DE LA RUTA

Lugar de salida: Plaza de la Iglesia de Campillo de Ranas.

Lugar de llegada: Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, en Majaelrayo.

Longitud: 4 kilómetros y medio.

Duración: Dos horas y media el recorrido completo, ida y vuelta.

Dificultad: Baja, sin grandes desniveles.

Comentarios: No hay grandes peligros. Aún así, se recomiendo no salirse de los senderos.

Cómo llegar: Quien vaya a hacer esta ruta desde Madrid, lo mejor es ir en coche por la A-2 hasta Guadalajara. En la salida 53, seguir dirección Avenida del Ejército, después Avenida Pedro Sanz Vázquez, seguir por Paseo de la Estación y de ahí tomar la carretera CM-101. Pasado Humanes, tomar la CM-1004 hasta Tamajón. Este pueblo es la puerta de entrada a los pueblos negros. Hay que atravesarlo y seguir dirección Campillo de Ranas en todo momento.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

campillo-de-ranas

Por el camino que lleva hacia las eras se ven ya las marcas rojas y blancas que indican el GR, muy bien señalizado en todo momento. Los primeros metros llevan al viajero por el arroyo de Agua Fría y por el Cerro Cabeza de Ranas, y muestran varios carteles explicativos acerca de la escasa densidad de población de la comarca y de la rica flora, donde abundan los robles, así como de la fauna salvaje, entre cuyas especies destacan las abejas, corzos, jabalíes, gatos monteses o zorros, como el que pudimos vislumbrar a lo lejos en pleno casco urbano de Majaelrayo.
Esta ruta comienza en la Plaza de la Iglesia de Campillo de Ranas, donde el senderista ya se puede hacer una idea de la peculiaridad de estos pueblos. A mí personalmente también me ha llamado mucho la atención el reloj de sol de la plaza: siento predilección por estos artilugios que han marcado la hora a tantas y tantas generaciones. La curiosidad de este y de todos los actuales es que muestran el desfase horario al que estamos sometidos en España: dos horas. Cuando el reloj de sol marcaba las 12.00, eran las 14.00.

robleluengo

Pero para ello primero tuvimos que llegar al pueblo intermedio de la ruta: Robleluengo, una aldea ideal para las casas rurales, un turismo que llega de Madrid y otras ciudades cercanas para desconectar del estrés urbano. Su iglesia parroquial es tan humilde como bella, de influencia románica pero puramente ‘negra’.

Dejando la iglesia a nuestra izquierda se sigue por el camino de Majaelrayo, que ya comienza a verse a lo lejos, con la figura imponente del Pico del Ocejón a su lado, mostrando su vertiente occidental. Aunque hay que decir que la vertiente más famosa es la oriental, la que se ve precisamente desde muchos puntos de toda la provincia.

majaelrayo-y-el-ocejon

Al no ser una ruta circular, la vuelta es por el mismo camino. Quien se vea con ganas, puede ir a Valverde de los Arroyos (9 km, 4 horas) o subir al Pico del Ocejón (13 km, 5 horas). Ambas rutas esstán señalizadas.
Majaelrayo es también uno de los pueblos mejor conservados de todos los denominados ‘negros’. Su edificio principal es la iglesia de San Juan Bautista, pero a mí personalmente me gustaron las humildes casas particulares en las que aún se pueden ver las cruces o letras en cuarcita lechosa, la única nota de color en los muros negros de las edificaciones. Su finalidad sigue sin estar clara: pura decoración, una forma de pedir protección divina o una muestra de cristiandad por parte de judíos y musulmanes conversos.

casa-majaelrayo

Ricardo Domínguez es periodista y guía turístico en Madrid. Y por encima de todo, amante del senderismo y de los viajes.

_______________________




_______________________